10 enero 2015

Fleetwood Mac: rock en la noche

En las desveladas rockeras un destello ilumina la noche. Fleetwood Mac con su alineación más creativa: Stevie Nicks, Christine McVie, Lindsey Buckingham, John McVie y Mike Fleetwood.

Francisco Peña.

She remembers how good it can be. He remembers a melody. Ah, in the shadow of my shadow in a gleam. "Straight Back", Stevie Nicks - Mirage, Fleetwood Mac.

De izquierda a derecha: Mike Fleetwood, John McVie, Christine McVie Lindsey Buckingham, Stevie Nicks.

Fleetwood Mac en 2014: Mick Fleetwood, Stevie Nicks, Lindsey Buckingham, John McVie y Christine McVie.

Cuando uno vuelve a la vida con el rock pop clásico huyendo del mundanal ruido del rap, de la cruda causada por ritmos y cantantes actuales que asesinan impunemente la melodía, uno de los mejores cócteles rockeros para revivir es Fleetwood Mac. Que mejor ocasión para oir a este grupo que festejar un trío de aniversarios. En 2017 se celebran 40 años de la creación de Rumours, 35 de Mirage y 30 de Tango in the night.




Fleetwood Mac surge en 1967, en Inglaterra, como un grupo tradicional de blues. Luego de varios altibajos, un cambio radical de sede de Londres a Los Angeles y demandas judiciales por el uso del nombre, los tres miembros británicos de la alineación más conocida de Fleetwood Mac (Christine McVie, John McVie y Mike Fleetwood) se encontraron en un período de confusión musical. Para salir del atolladero buscaron en 1974 un nuevo productor y un estudio. Keith Olsen les presentó un demo que resultó ser el disco Buckingham-Nicks. De golpe, Fleetwood Mac tuvo lo que necesitaba para triunfar: tres compositores destacados (Christine McVie, Buckingham y Nicks) apoyados por una sección rítmica excelente (Fleetwood y John McVie) y la atención mediática enfocada en Stevie Nicks.

El resto ha sido una historia extraordinaria de buen rock. Entre los cinco forjaron el sello de Fleetwood Mac, lanzaron su primer disco con Olsen (Fleetwood Mac, 1972) y desarrollaron estilos propios como solistas que siguen vigentes hoy.


 Luego del primer disco, surgió en 1977 Rumours. Los estilos de Christine McVie, Nicks y Buckingham ya estaban definidos pero eran flexibles y se moldearon a la ejecución musical del resto de la banda. El disco despegó con 17 millones de copias vendidas para ganar el Grammy al Mejor Album de 1977. Hasta 1995 fue el segundo album de mayor venta en la historia. Buckingham destacó con su guitarra y sus arreglos, casi siempre los más rockeros del grupo, lo que ya se notó en Go your way y Second Hand News. Christine McVie mostró el dinamismo que siempre imprimió a sus canciones y al grupo con Don't stop y You make loving fun. Stevie Nicks creó dos de sus canciones e interpretaciones inolvidables: Dreams y Gold dust woman.



El grupo como unidad está representado por The Chain que va in crescendo con el coro, la fusión perfecta de los instrumentos y el diálogo vocal Buckinhgham-Nicks. El cierre del bajo, baterìa y guitarra eléctrica -que se van sumando- y el remate coral es un momento perfecto del rock. Dreams fusiona la voz inconfundible de Nicks con el bajo de John McVie, la batería de Fleetwood, la guitarra acústica de Buckingham y los teclados de Christine para apoyar el viaje melódico de la canción rematado con las armonías vocales de todos. Con esta balada arranca definitivamente la leyenda de Stevie Nicks y su influencia sobre artistas posteriores como Grace Slick, Sheryl Crow y The Corrs.



El disco impactó a las nuevas generaciones de jóvenes y músicos. Años después, en un disco de homenaje a Fleetwood Mac, el ya entonces famoso grupo irlandés The Corrs, de las hermanas Andrea, Sharon y Carolina y su hermano Jim, creó un excelente cover de Dreams que se volvió clásico en sus conciertos  -como Live at the Royal Albert Hall (1999) donde la tocaron acompañados de Mick Fleetwood en la batería, y Live al Lansdowne Road (2000)-.



Luego de la aventura de Tusk (1979) y un disco doble en vivo (1980), Nicks y Buckingham se lanzan como solistas. Nicks da rienda suelta a su barroquismo musical y despliega toda su imagen personal en su disco Bella Donna, sobre todo en la canción "Edge of Seventeen (Just like the White Winged Dove)".




Fleetwood Mac está maduro en 1982 cuando sale Mirage. El conjunto fusiona a la perfección cada aportación individual en beneficio de los estilos del grupo. La veta más rockera queda en manos de Christine y Buckingham. Ella con "Love in Store" y "Hold me" donde destaca el brillante rejuego de bajo, guitarra, batería y piano en el puente; él con la deliciosa "Empire State" donde homenajea a Nueva York, y la joya que es "Eyes of the World" donde brilla el bajo de John McVie a todo lo que da. En este disco Buckingham demostró que era un guitarrista extraordinario sin tener que empalagar el oído como un divo. Mike Fleetwood y John McVie demuestran -como en los otros dos discos mencionados- que una excelente sección rítmica no aniquila la melodía sino que la resalta. Nicks, a la cual ya se le reconocía como estrella, suma dos rolas más a su lista de clásicas: "Straight Back" y "Gypsy".

Con ellas se nota que sus canciones suenan más redondeadas y hermosas gracias la aportación sonora del grupo que rodeada de instrumentaciones orquestales exageradas o de músicos de sesión como en sus primeros discos. Equilibrio que recuperó después con Tom Petty, por ejemplo en su composición "Sorcerer" que forma parte de la banda sonora de la película de culto Streets of Fire / Calles de fuego, de Walter Hill (1984), donde Nicks hace coros para la solista Marilyn Martin.



Junto con "Dreams", "Gypsy" es, quizás, la mejor rola de Nicks con Fleetwood Mac. Su voz mágica deja caer melancólicamente la letra mientras la cobija el punteo de la guitarra, el ritmo de la batería y los teclados. La emocionalidad va subiendo poco a poco hasta que culmina en la catarsis que brindan los últimos treinta segundos instrumentales de la canción.



Entre 1982 y 1987, los miembros de Fleetwood Mac chocaron por la administración del grupo, el balance de los discos y se rodearon de asesores individuales; el peso creativo pasó a las carreras individuales. Nicks sacó dos discos propios: The Wild Heart (1983) y Rock a Little (1985). Buckingham (1981) y Christine (1984) uno cada quien.

Para 1987 todos estos acontecimientos se notaron en Tango in the night. Se percibía el deseo de trabajo en grupo pero la escritura en la pared presagiaba separación. El primer signo inusual fue la alianza inesperada de Christine y Buckingham como pareja compositora en tres canciones. Cierto, los dos eran los más rockeros, pero él siempre fue el "duro" y ella la "alegre y romántica". Nicks aportó dos rolas ya sin aliento. Sin embargo, bien vale la pena oir "Family man", "Caroline" y "Big love" (despedidas de Buckingham en su mejor forma), "Everywhere" (McVie) y el perfecto canto del cine: "Little lies", de Christine McVie.



Después de Tango in the night, Buckingham se separó. Entraron dos músicos nuevos de reemplazo pero ya nada fue igual. Con Nicks cada vez más alejada, el estilo Fleetwood Mac recayó totalmente en Christine que aún se dio tiempo para impulsar lo suficiente a Behind the Mask (1990). Para 1993 el disco 25 years...The Chain ya era nostalgia.

Se puede preferir en primera instancia a cualquier otro grupo pero Fleetwood Mac siempre está allí para los momentos especiales, los que llegan al fondo de la emoción. En las buenas desveladas oyendo rock, cuando la noche ya no es joven pero aún no se llega al amanecer, basta oir los primeros acordes de su música para recordar que tan buena puede ser... para recordar una melodía... en la sombra de nuestra sombra... en un destello.


---------

2014.

De izquierda a derecha: Lindsey Buckingham, Stevie Nicks, John McVie, Mike Fleetwood, Christine McVie.

"El 11 de enero de 2014 Mick Fleetwood confirmó el regreso de Christine McVie al grupo; sin embargo, el comunicado oficial se expidió el 13 de enero, donde además se anunció un futuro álbum de estudio y una gira mundial." (Wikipedia). El grupo completo toca de nuevo en gira: "On with the Show".